• Valoración de la capacidad de obrar. Aptitud psicológica para realizar actos jurídicos con validez. A este respecto el Derecho exige que quien pretenda realizar dichos actos personalmente debe contar con un determinado nivel de conciencia y responsabilidad garantizado por una edad mínima y un estado de salud, que le permita conocer y ejercer su voluntad con razonable autonomía. Valoración de las medidas de apoyo que fuere necesario establecer para el ejercicio de la capacidad de obrar.
  • Determinación del grado y tipo de invalidez de personas discapacitadas. Incapacidad permanente (contributiva-no contributiva), incapacidad permanente parcial, incapacidad permanente total, incapacidad permanente total cualificada, incapacidad permanente absoluta, gran invalidez.
  • Internamientos involuntarios. Se impone a aquel que no está en condiciones de decidirlo por sí mismo (voluntario), por razones de salud mental. Precisa de autorización judicial a priori o a posteriori.
  • Secuelas o daño psíquico derivado de accidentes de tráfico. A través de lo que se denomina daño moral siendo un elemento de tasación en la Ley 30/1995 de 8 de noviembre, Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor. Independientemente de que se produzcan lesiones físicas tras los traumatismos, las psíquicas también suelen estar presentes llegando en ocasiones a producirse incapacidades con relevante afectación en múltiples áreas del individuo. Son objeto de valoración psicológica pericial: la relación de causalidad, el estado anterior y posterior, secuelas, incapacidad funcional temporal o permanente en distintas áreas cotidianas, sufrimientos padecidos y el daño estético con posible repercusión psicológica.
  • Capacidad del sujeto para actos jurídicos inter vivos. Contratos, otorgar poderes, u otros documentos jurídicos. Impugnaciones por causas psicológicas (acto jurídico realizado con falta de capacidad de obrar).
  • Capacidad del sujeto para actos jurídicos mortis causa (testamentos). Capacidad para testar (testamentifacción activa). (Acto jurídico realizado con falta de capacidad de obrar).
  • Secuelas psicológicas derivadas de mala praxis médica. Son objeto de valoración psicológica pericial: la relación de causalidad, el estado anterior y posterior, secuelas, incapacidad funcional temporal o permanente en distintas áreas cotidianas, sufrimientos padecidos y repercusión psicológica derivada.